miércoles, 22 de junio de 2011

Hoy Soy John Galliano


Diez desafortunados segundos y, de repente, la hecatombe. En la sociedad del Gran Hermano, todo queda sometido al arbitrio del gran público. Nada escapa al ojo implacable del ciudadano de a pie, que con la cámara de su móvil o con su acceso a las redes sociales se ha convertido, de repente, en arbitro moral para desdicha de famosos, extravagantes en unos casos y simplemente ingenuos en otros.
Le pasó en febrero a Nacho Vigalondo. "Ahora que tengo más de cincuenta mil followers y he tomado cuatro vinos podré decir mi mensaje: ¡El holocausto fue un montaje". Nadie se paró a desmenuzar sus palabras y contextualizar esta frase tan absurda como irónica. Una broma que, en pocas horas causó un tusunami mediático y que le costó la cabeza. El diario EL PAÍS lo fulminó en un abrir y cerrar de ojos para su sorpresa.
Algo parecido le ocurrió al realizador danés Lars Von Trier en el pasado festival de Cannes. Su incendiario "¿Qué puedo decir? Amo a Hitler" lo enviaron al infierno cinematográfico de un plumazo. Poco importó que luego matizara sus palabras. De nuevo, la maquinaria mediática se frotó las manos y encontró un filón en sus declaraciones. Él, que ha creado algunas de las producciones más influyentes de la historia del cine, de repente se convirtió en un impostor.
Hoy me siento en el banquillo de los acusados del Tribunal Correccional de París por tres palabras: "Amo a Hitler". Admito, sin fisuras, que adorar a este dictador canijo es más propio de un desequilibrado mental que de un genio de la alta costura pero no dejo de preguntarme hasta que punto las carreras de algunos creadores pueden verse súbitamente desquebrajada por juicios sumarísimos.
La grandeza de algunos genios (Dalí, por ejemplo) reside precisamente en esa frágil línea entre lo prohibido y lo permitido. Entre el bien y el mal. Entre el blanco y el negro. No hay grises en nuestras vidas, para desconcierto de un público a veces demasiado encorsetado ideológicamente al que le cuesta aceptar nuestros desvaríos.
Nada justifica el holocausto. Absolutamente nada. Pero, en este conflicto moral entre la libertad de expresión y la apología a la xenofobia, habría, cuanto menos, que revisar nuestro currículo creativo, nuestra aportación al arte o a la cultura antes de que el Gran Hermano nos comprara un billete sin retorno al averno.

13 comentarios:

  1. Dios mio de mi vida.....compararme a Dali, con este tiparraco..... y con el Psudo -cinesta es lamentable , realmente lamentable , puedes ser un genial artista y un engendro humano, salvo en el de Figueras, los otros dos tienen de genio creador desde mi humilde opinión no tienen nada de nada, En cuanto a lo del publico encorsetado ideologicamente...... no voy a hacer ningun comentario.... hay lineas que nunca se deben traspasar,maxime cuando has tenido un abuelo en campos de concentracion nazi, no digo mas.

    ResponderEliminar
  2. Ya está. Sueltas lo de pseudo cineasta y te quedas tan ancha (porque a ti no te gusta y punto). Quieres que te describa cierta ideología y actitudes de Dalí? Casi me callo. Era un puto genio pero te sorprenderían ciertas cosas de su forma de actuar y pensar. ¿Y sabías que Leonard Cohen ( al que admiro y adoro) tiene un poema llamado "Flores para Hitler?"? ¿Habría por eso que quitarle ya el Premio Príncipe de Asturias? Sois unos demagogos, coño.....

    ResponderEliminar
  3. Tu mismo..... escribes bien, incluso muy bien ..pero a veces eres soez en las formas, aceptas poco la critica, transiges poco, maniqueo en ocasiones.... en fin creo que me caes a veces hasta mal......voy a dejar de leerte por ello???? No. debes exprimirte el jugo de tu talento siempre que puedas, aunque a veces sea muy limon

    David...insisto hay límites y límites.

    beso

    ResponderEliminar
  4. Acepto las criticas pero busco la confrontación casi siempre. Sea cara a cara o a través de la red. A veces escribo con ansia, con pasión y a veces solo con un formalismo que gasta a mí me irrita. Ya ves, soy también blanco o negro... y yo sí que no soy un genio.

    ResponderEliminar
  5. ya sabes que yo prefiero un cara a cara.....siempre.

    ResponderEliminar
  6. Pareceis pimpinella...

    A mi me cuesta a admirar a un hdp por muy genio que sea.

    ResponderEliminar
  7. hablamos de Celine? ah, no, que como es antisemita automáticamente su literatura es basura... o de Einstein? ah, no, que era maltratador en sus relaciones íntimas... juzgar al todo por la parte es como juzgar la parte por el todo, una gilipollez, querida July.

    jesús.

    ResponderEliminar
  8. Como hace tiempo que no escribo aquí hoy me toca.
    2 cosas:
    1.- Respecto a algún comentario como el de Marc: Si un tipo es un genio pintando, actuando, escribiendo o lo que sea, su obra no será peor porque sea un canalla. Si ahora te enteras que Ramón y Cajal hacía pelotillas con los mocos eso no va a quitar que ganara el premio Nobel, a ver si me explico.
    Y no entiendo de moda, pero si el Galliano es un genio de la moda no lo voy a discutir por muy capullo, notas y gilipollas que me parezca. De hecho deberían haberlo llevado al Tribunal Correccional de París simplmente por gilipollas mucho antes de decir nada sobre Hitler.
    2.- Amigo Deibid: Supongo que cuando un pepero o un cura de una aldea perdida diga una gilipollez serás tan condescendiente como con Vigalondo. De lo contrario, como ya ha ocurrido en este mismo blog, dará la impresión de que justificas lo injustificable si el que ha dado la nota es de un bando, y lo machacas sin remisión si es del otro. No obstante llamas demagogos a tus lectores, coño...

    ResponderEliminar
  9. Bueno, Deibid, no se si en un principio entendí mal el propósito de este sitio. Cuando lo encontré ya hace meses me pareció muy original y me encantaba poner aqui los comentarios, leer tus opiniones y las de la gente que escribía...Pero poco a poco este sitio se ha convertido, del blog en el que la gente comentaba los temas que planteabas, a un saloncito de casa en donde dos o tres conocidos os intercambiais comentarios, que a veces ni siquiera tienen nada que ver con el tema en cuestion....(cosa, que por otro lado es completamente lícita....) Perdona si te molesto, pero bueno, puede ser que ese sea tu objetivo, como una amiga mia que tiene un blog de viajes pero solo para que 4 amigos veamos libremente las fotos que va subiendo y nos intercambiemos comentarios.... Nada, pues eso, no lo tomes como crítica, pues la página es tuya y puedes destinarla a lo que mejor te parezca....Sólo es una opinión y a lo mejor una razón de porque no hay mas gente comentando tus piezas del "hoy soy tu".... Bueno, de vez en cuando, si no te importa seguire entrando a ver tus articulos, pero bueno, he de ser sincera....tal como se ha transformado esto, hasta me parece una falta de respeto comentar aqui... es como si estuviera entrando en un bar y sentandome a la mesa de un grupo de amigos que ni siquiera conozco, para interrumpirles la conversación y darles mi opinión del tema sobre el que están hablando....Bueno, como dice mi abuela...el mundo es libre.

    ResponderEliminar
  10. Quizás no entra más gente... porque no interesa, asi de simple no???

    ResponderEliminar
  11. Querido anónimo que firmas como jesús....................... vuelve a leer mi comentario creo que no has entendido nada.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta todo David, en especial lo del público encorsetado ideológicamente. Sigue así.
    July: Deja la crítica, no es lo tuyo.
    Pikdor: Los sermones al cura de tu pueblo. "Como hace tiempo que no entro aquí hoy me toca", jajaja, creas una excusa para decir algo? como si estuvieras obligado!
    Alicia: Estudias primaria? ... a un saloncito de casa, jajajaaja, me parto. Los textos de saloncito que tú escribes se los cuentas a tu amiga, la del blog de viajes, que seguro que le encantan.
    Oriol: No dos palabras como diría Jesulín de Ubrique sino cuatro sobre tu ilustre frase "Quizás no entra más gente... porque no interesa, asi de simple no??? Aplícate el cuento y no entres más carajo.

    A.

    ResponderEliminar