viernes, 17 de diciembre de 2010

Hoy Soy Julian Assange


He abierto la tapa del inodoro de la diplomacia americana y ha salido de repente un insoportable tufillo a mierda que lo ha impregnado todo. Entusiasmado por este imprevisible hedor que se ha pegado como una garrapata enferma a las paredes de un país que trata a toda costa de imponer un estilo de vida al resto del planeta, he tratado de estirar de la cadena para diluir la peste. Paradójicamente, poco a poco, la mierda ha ido ganado terreno y ha ocupado cada rincón de la sociedad.
Caca. Mucha caca. Las oscuras cloacas de la administración norteamericana transportan miles de documentos secretos por sus tuberías oxidadas. Papeles a través de los cuales tratan de imponer al mundo una forma mezquina de entender la vida.
Ayer salí en libertad bajo fianza a pesar de la insistente política de acoso y derribo planeada a conciencia por los poderes públicos estadounidenses, obstinados en hacerme desaparecer a cualquier precio. Jamás antes una sola persona, con la complicidad manifiesta de cinco de los diarios más influyentes del mundo, había logrado poner en jaque a una nación tan poderosa. Un país que, a ojos del mundo, ha quedado poderosamente ridiculizado.
Hasta no hace demasiado tiempo, cualquier ciudadano con inquietudes debía esperar bastantes años a que los documentos secretos fueran desclasificados para poder conocer lo que cocinaban en la trastienda los políticos, los embajadores o los militares.
Hoy, de repente, ya no has esperas. He abierto a conciencia la tapa del váter para que cualquier ciudadano del globo pueda meter su cabeza en el retrete y comprobar la cantidad y la calidad de la mierda. Y, sin embargo, los poderosos servicios secretos de Estados Unidos, asustados por esta diarrea, tratan de poner freno a toda costa a este caudal informativo. Constatan, horrorizados, que su credibilidad pedorerra está en entredicho.
Es marrón, pastosa y pestilente. Una pifia. Y, que yo sepa, no existe de momento suficiente papel en la Tierra que sea capaz de limpiarla.
¡Qué gran cagada! ¡Qué gran placer!

2 comentarios:

  1. muy bien deivid , muy bien, no abandones el blog.

    antropologa, lady cavendhis, marc, blue valentines todos y cada uno de mis colegas te seguiran...y sobre todo la que te recomendo en enel ciberpais esa sobre todo...ya lo sabes.....

    felices fiestas!!

    ResponderEliminar
  2. excelente te felicito, viva JULIAN ASSANGE, que magnifico hombre

    ResponderEliminar