jueves, 4 de marzo de 2010

Hoy Soy La Tierra


Ayer fui al médico porque llevo unos años con el estómago revuelto y unas décimas de más. Me pidió que abriera el cráter, desde el que salió de inmediato un inconfundible tufillo pestilente. "No es nada, un simple virus intestinal", se apresuró a diagnosticar, tratando de evitar a toda costa que sus ojos y los míos se cruzaran. "Unos meses de reposo y como nueva", zanjó con la autoridad propia de aquellos expertos que se creen en posesión del conocimiento universal.
Sé muy bien que me ha mentido. Tengo un cáncer del tamaño de Groenlandia, pero sus superiores le tienen terminantemente prohibido contarme esa verdad verdadera que a todos nos asusta oír.
Por eso, yo que soy una hipocondriaca de libro (tengo motivos), he entrado en Google a primera hora de la mañana y he tecleado mis síntomas más recientes: terremoto en Haití, maremoto en Chile, tormenta perfecta en Francia e inundaciones en Madeira. El resultado de mi búsqueda ha resultado de lo más descorazonador. Estoy, literalmente, en un avanzado estado de descomposición interna, fruto de una progresiva destrucción provocada por la mano del hombre.
Abatida ante los nubarrones que se ciernen sobre mi incierto futuro, he vomitado algo de lava sobre la pantalla del ordenador y me he puesto a darle vueltas al eje de rotación (ese mismo que se ha desplazado recientemente 8 centímetros, según los geólogos), tratando de encontrar una solución.
El tumor, localizado en la capa de ozono a la altura de la República Popular China, se extiende sin remedio por toda mi corteza. ¿Por qué mi doctor se empeña una y otra vez en ocultarme la verdad? Aún se podría evitar una defunción anunciada si él y toda la colla de dirigentes sin escrúpulos que escarba con saña a diario en mis entrañas se pusieran de una vez por todas manos a la obra.

11 comentarios:

  1. buff..."mama" tierra esta muy cansadita de que no la cuidemos... quizas porque tampoco nos cuidamos a nosotros mismos lo suficiente... y de vez en cuando se enfada... y nos lo hace saber..... nos da toques de atención ..pero parece que nos da igual...y si ella se revuelve ..quizás nosostros dejemos de formar parte de ella en menos que canta un gallo

    ResponderEliminar
  2. Tu produccion "artuculil" es tremenda, te curras los hoysoytu de una manera..........

    ResponderEliminar
  3. quise decir "articulil" de articulo...

    ResponderEliminar
  4. HAS PENSADO EN PONER PUBLICIDAD EN EL BLOG???

    ResponderEliminar
  5. yo vivo en la Luna, pero también me preocupa lo que le pasa a mi "vecina", que lindo te quedó el articulo.

    ResponderEliminar
  6. No, Blue Valentine, creo qu la publi lo "mancharía" y, de alguna forma, me condicionaría. Pero gracias por la sugerencia.
    Oye, Marc, lo entendí a la primera, ja, ja, ja

    ResponderEliminar
  7. CAPITAN VON TRAPP4 de marzo de 2010, 12:53

    ASI ME GUSTA, LIBERTAD DE OPINION , NADA DE DEJARSE COMPRAR, HOY TE HE VISTO MUY MACACAO ( EL CANTANTE) VEO QUE JULY TE HA CONVENCIDO PARA QUE CAMBIES LA LINEA EDITORIAL...JA,JA,JA

    ResponderEliminar
  8. YO CREO QUE LA TIERRA ESTA SUCIA Y ENFERMA DE TANTA MALDAD COMO HAY.

    ResponderEliminar
  9. Sí, hoy es un hoysoytu, digamos, más poético, menos macarra que de costumbre. No, July lee y opina pero no condiciona...
    Me ponen vuestras críticas pero también las sugerencias y los ánimos....

    ResponderEliminar
  10. Bueno yo creo que lo que pasa es que la gente no recicla nada bien la basura, y cuando digo la basura no me refiero solo a los residuos materiales me refiero a toda la" basura" que nos rodea , eso provoca canceres , tumores, temblores de tierra y todo lo inimaginable...yo creo que el fin del mundo está cerca, asi que hay que vivir cada dia intensamente, no sabemos si mañana podremos hacer lo que habiamos planeado, asi que...intentar estar en paz con todo el mundo, sed buenas personas, no hagais daño, y la tierra lo agradecerá.

    amen.

    ResponderEliminar
  11. Sí, nos estamos cargando el planeta. Hemos desequilibrado el orden normal de naturaleza con nuestros excesos y nuestro egoísmo. Y ella se está rebelando. Estamos viendo ahora las consecuencias de todo esto. Pero seguimos pasando. La cumbre de Copenhague fue un auténtico fracaso: los gobernantes fueron allí, se hicieron la foto y ya. No se llegó a ningún acuerdo ni se estableció ningún compromiso real para reducir las emisiones de CO2. Y así seguimos... con la venda puesta en los ojos. Bonito el Hoy soy tú de hoy. Diferente al tono habitual, pero igual de cañero.

    ResponderEliminar