martes, 2 de febrero de 2010

Hoy Soy John Terry


Ahí estoy yo, jugando un partidazo. Miro de reojo a mi compañero de equipo, Wayne Bridge, pero decido seguir sólo. Soy un chupón y me gusta meterla sin contar con nadie. Cañonazo y hasta el fondo por todo el centro. Acabo de marcar el mejor tanto de la temporada.
Me felicita...por el polvazo, se incorpora de la cama y se fuma un pitillito. Vanessa Perroncel aún gime entre las sábanas cuando decido llamar a mi mujer, Toni Poole, con la que llevo casado varios años. "¿Qué tal cariño? ¿Cómo están los niños. Sí, yo también te quiero..." Mientras le prometo con voz amorosa que esta tarde llevaré a los dos pequeños al parque, Vanessa -haciendo honor a su nombre- me toca el rabo y me la pone tiesa. Desde el pasado mes de septiembre hasta ahora que acaba de saltar el escándalo, me he estado tirando a esta espectacular modelo francesa de lencería, esposa de mi íntimo amigo Wayne, con el que he compartido 5 años como jugador del Chelsea y más de una confidencia.
¿Qué lleva a un tipo como yo, que gana 10 millones de euros al año, recientemente elegido "Padre del año", capitán de la selección inglesa, idolatrado por los niños y adorado por los medios de comunicación de mi país, a tirarse a escondidas a la mujer de su mejor amigo?
Tal vez esta fábula, de la película "En el nombre del Padre", aporte algo de luz a esta sinrazón en la que me he metido: "Erase una vez un escorpión que quería atravesar un río. Puesto que no sabía nadar propuso a una rana que le llevara al otro lado. La rana, lógicamente, se opuso. "Si te llevo, me picarás a mitad trayecto y nos hundiremos los dos", le argumentó. "Te juro que no lo haré", le prometió con vehemencia el insecto. La rana meditó las palabras y finalmente aceptó. Sin embargo, a mitad trayecto, notó un fuerte pinchazo. ¿"Por qué me has picado? Ahora no hay marcha atrás, moriremos los dos", se lamentó el batracio. Mientras se hundían el escorpión sólo alcanzó a responder: "Lo siento, soy un escorpión, no puedo evitarlo".
Bajo la imagen de éxito creada artificialmente a mi alrededor y la voracidad consumista de una docena de patrocinadores publicitarios, sigue existiendo un tipo conflictivo, infiel reconocido, bebedor, criado en una barriada marginal, sin casi formación y cuyos pilares educacionales son jodidamente frágiles.
Mi padre fue sorprendido hace tres meses vendiendo farlopa en un bar en el barrio de Essex. Pocos meses antes mi madre fue detenida tras robar en unos grandes almacenes. Se supone que ellos eran el reflejo en el que mirarme cuando era un crío. ¿Qué puedo esperar?
Aún me queda por ganar el partido más difícil de mi vida: el que me ha de enfrentar a Escorpión C.F ¿Alguien se atreve a pronosticar el resultado final?

19 comentarios:

  1. cuanta falsedad hay en el mundo

    ResponderEliminar
  2. quizás ya no amaba a su mujer, quizás se enamoró de otra.. quizás es un hijo de puta...

    ResponderEliminar
  3. buffffffffffffffffffffffffffffffff, odio el futbol

    ResponderEliminar
  4. Arriba esos ánimos, que ya es martes.

    ResponderEliminar
  5. Es que la mete tan , tan , tan, tan tan bien...es un autentico crak!!!!

    ResponderEliminar
  6. ¿ que te parece a ti jhon.., deibid???

    ResponderEliminar
  7. Admiro un montón, que escribas cada dia un "hoy soy tu",( eso dice mucho de ti)pero me gustaria otro tipo de personajes.. no se., alguien que aporte algo positivo, algo digno de elogio, casi siempre son capullitos, o capullitas, quizás la gracia sea esa...pero ...no se, bueno la critíca constructiva siempre es bien recibida , asi que espero que lo tengas en cuenta

    ResponderEliminar
  8. ahí está la gracia, no???? por cierto lo de vanessa ha tenido su gracia (pero es cutre),
    en general la verdad es que me hace mucha gracia como escribes, tiene un punto muy original, para cuando un .."hoy soy yo"???

    Por cierto hay mucho jhon terry por el mundo que no son estrellas del futbol, precisamente.

    ResponderEliminar
  9. A ver, vamos por partes. July, a mí, John me parece, más que un cabrón, un tipo con muy poco ojo. Cabrones hay a miles por el mundo, pero son más listos. Simplemente creo que es un idiota.
    Por cierto, propón algún personaje positivo... mira, me has dado una idea: mañana escribiré sobre un pequeño héroe. Es mi "agradecimiento" a tenerte ahí leyendo el blog.
    Cuddy, no creo de momento que escriba un hoy soy yo, pero prometo que si llego al "hoy soy tú" nº 99 el siguiente ( el nº 100) haré un "especial" sobre mí (ja,ja,ja). por cierto, recuérdamelo....

    ResponderEliminar
  10. El 90% de los cuernos son de él con la mejor amiga de la esposa o de ella con el mejor amigo del esposo. Cuestión de roce, supongo.

    Aparte está el rollito publicitario vendiendo una imagen falsa pero interesada, del que ya hemos tenido otro ejemplo anterior con Tiger Woods (personaje que ya fuiste un día).

    ResponderEliminar
  11. Gracias, que termines bien el martes, y empiezes mucho mejor el miercoles, cuando llegues al jueves, ya estarás celebrando el viernes.

    ResponderEliminar
  12. Te lo recordaré , no lo dudes... yo creo que ya estas cerca del 99 no ??, ah! quita , quita que era del" 69", ja,ja,ja,ja.

    hasta mañana querido .

    ResponderEliminar
  13. Esto ocurre cuando se idealiza de sobremanera a una persona, y como tal se denomina "persona", puede fallar o cometer un error en cualquier momento, ahora el error en sí no está en discusión, ya que cualquiera los puede cometer, pero el ideal "Jhon Terry" en este caso lamentablemente era simplemente una "persona".

    ResponderEliminar
  14. totalmente de acuerdo con carlos contreras, ese es el problema, yo tengo tendencia a idealizar a personas ..que en realidad resultan ser "personas"....

    ResponderEliminar
  15. Entre Tiger Woods y éste... (Y los que no sabemos porque no salen a la luz). Tienen demasiado dinero demasiado fácil, una fama excesiva, no siempre merecida ni justificada (tampoco hacen nada por mejorar el mundo, pero como lo suyo mueve tanto dinero...). Son tíos que proceden, como tú dices, de ambientes marginales, que han recibido una pésima educación, que no tienen valores... Y de repente, de la noche a la mañana, se convierten en ídolos de masas con muchos millones en la cuenta corriente. Algunos, como este, en ejemplo de Padre perfecto. Pero son basura. Este es el mundo que tenemos, que ensalza a tipos como este o como Tiger. Lamentable.

    ResponderEliminar