lunes, 26 de octubre de 2009

Hoy Soy Susan Boyle


Arggg!!!!! Lo que es la vida. Durante años me he entretenido ojeando Heat y Closer, cuyos equivalentes en España son publicaciones del estilo de Cuore y ¡Qué Me dices! Decenas de famosas enseñando pelos del sobaco, lamparones en sus vestidos D&G, resbalones desternillantes, sucias bragas de encaje bajo ceñidos pantalones , granos del tamaño de una nuez cubriendo sus rostros, miradas perdidas y celulitis bochornosas. Todo vale en el universo del corazón menos piadoso. Me he reído a carcajadas comprobando que Paris Hilton se saca los mocos como todo hijo de vecino, que a Kate Moss le gusta la farlopa más que a Maradona o que Britney Spears tiene más trasero que Falete.
Pero esta semana el destino me ha pagado con la misma moneda. El domingo me tocó cantar en el intermedio del partido que los Celtics, el equipo de mi sueños, jugaba contra el Hamburgo. Y allí, uno de esos fotógrafos capaces de retratar lo imposible dejó constancia de su profesionalidad.
Salí de casa esa mañana con los primeros pantalones que encontré en el armario. Y no me los abroché. ¿Para qué? pensé en su momento. Ahora las publicaciones del corazón de medio planeta y los medios digitales del mundo entero se parten la caja y hacen caja con mi supuesta patética imagen: brazos en alto, portando la banderola de los Celtics, dejo al descubierto mi grotesca pancha. Junto a ella, una cremallera a medio abrir. Arggggg!!!!!
Algo, sin embargo, me distingue de toda esta colla: me importa verdaderamente un bledo enseñar mis bragas. Que les den.

No hay comentarios:

Publicar un comentario