jueves, 2 de junio de 2011

Hoy Soy Umberto Bossi


"Si gana la izquierda en Milán, me corto los huevos". Soy la polla: esa fue mi promesa electoral poco antes de los comicios locales celebrados en Italia hace unos días. Y ganó la izquierda.
Ante esta disyuntiva, el electorado progresista exige el cumplimiento de mi pacto e incluso ha creado una página en Facebook donde reclama mis cojones inertes como prueba de transparencia política.
Quieren mi polla y lo que la rodea pero si la entrego así, sin más, ¿cómo podré seguir dando por culo a tantos y tantos inmigrantes irregulares? ¿cómo podré seguir jodiendo a tantos desfavorecidos sociales como he venido haciendo hasta la fecha? No, no puedo entregar mis huevos por mucho que lo prometiera porque, sin ellos, me despojo de mi principal arma plebiscitaria. Sin ellos, me quedo moralmente desnudo. Sin ellos, no soy nadie.
Puse mi cipote sobre el tapete electoral, jugándomelo todo a una carta, convencido de que tenía un póquer y resulta que iba con un farol de tres pares de cojones. Los restantes contrincantes de esta partida ante las urnas reclaman ahora el pago de la deuda y yo, fiel a mi incoherencia ética, me niego a cumplir lo prometido. Me mantengo, como veis, inquebrantable en mi ideario personal: prometer hasta meter y una vez metido, olvidar lo prometido.
Eso sí, todo es negociable. Vista la presión ejercida en Facebook (más de 22.000 entradas solicitando mi nardo), estoy dispuesto a dejarme sodomizar por cualquier miembro de mi partido en acto público y televisado. Cambio polla por ojete.

Por cierto, si lo mío tiene miga, no os perdáis la promesa de mi colega Clemente Mastella (lee su post de hoysoytu). El muy jodío prometió suicidarse si la izquierda ganaba en Nápoles. Y ganó. En su caso ya hay cerca de 50.000 personas exigiendo en Facebook que cumpla lo pactado. Eso sí que es, de verdad, para partirse el nabo.

Nuestra sugerencia:
Hazte miembro en Facebook para el cumplimiento de su promesa electoral

3 comentarios:

  1. Vamos a ponernos serios mi querido david, a mi su polla tal cual, no me interesa en absuluto y creo que a los italianos menos, lo que realmente nos interesa es ver su polla metida hasta el fondo en su pequeño pero muy pequeno cerito.

    eso si tiene interés. que cague su propio pino.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, esa propuesta es sugerente, muy sugerente. Cagar su cero, suena incluso bien.

    ResponderEliminar