viernes, 4 de febrero de 2011

Hoy Soy Mélanie Thierry


Tijeretazo en el Reino Unido. El vídeo de la última campaña de Yves Sant Laurent para la fragancia Belle d´Opium que protagonizo ha sido eliminado de un plumazo tras la denuncia de la Advertising Standards Authority. Los mandamases encargados de velar por una publicidad decente consideran que mis gestos en el spot "simulan el consumo de droga". Y han decidido cortar por lo sano bajo el discutible pretexto de que incito al consumo de heroína.
Consideran estos eruditos de la moral que el instante en el que apunto con mi dedo a las venas de mi brazo y lo deslizo hasta el antebrazo son motivos suficientes para aplicar la tijera. "Hemos llegado a la conclusión de que era irresponsable e inaceptable emitirlo", argumentan sin despeinarse. Como si no supieran que, desde sus inicios hace ya muchos años, la publicidad juega con las emociones y utiliza un lenguaje único.
Creen estos mojigatos de la doble moral que si aparezco bailando e imitando una supuesta inyección de opio, todos aquellos que vean el spot, en vez de colonia, acudirán al camello de su barrio a pedir una dosis de heroína.
Consideran estos inquisidores de los buenos modales catódicos que Yves Sant Laurent no desea vender frangancias sino farlopa. Probablemente creen, en su delirio televisivo, que tenemos un acuerdo con las grandes mafias colombianas para anunciar heroína en vez de perfúmenes.
No, queridos. Vuestro loable trabajo en pos de una publicidad enmarcada dentro de unos límites éticos no puede tener carta blanca. Porque si os permitimos que censuréis todo aquello que vuestros ojos ven con una malicia discutible, abriríamos una puerta demasiado peligrosa contra la libertad y creatividad publicitarias.
Según vuestros criterios, mañana mismo podríais cargaros de un plumazo un anuncio de Nivea Visage porque recuerda demasiado al semen desparramado a borbotones por la cara de una mujer. O el spot del Chocolate Nestlé (sí, ese de un "un gran vaso de leche en cada tableta") porque se asemeja peligrosamente a una tableta de hachís. O el de lo los pañales Dodot porque... (complétalo con cualquier delirio que se te pase por la cabeza).

Juzga tu mismo:


La cara B : hoysoyo (Melanie Thierry)


6 comentarios:

  1. july/antropologa/ladycavendhis4 de febrero de 2011, 22:28

    no me gusta el anuncio.
    no me gusta el post.

    ResponderEliminar
  2. 2009:32 post
    2010:139!!!! post
    2011: 7......esto va en descenso..??

    ResponderEliminar
  3. el anuncio como todos los anuncios incita a algo.... en este caso incita a muchas cosas....la imaginacion es libre...en cualquier caso no es muy afortunado

    ResponderEliminar
  4. Sea como sea creo que, de rebote y con esta prohibición, han logrado el gran objetivo que busca la publicidad: darse a conocer a cuanta más gente mejor.

    ResponderEliminar
  5. Sí, Nico. La imaginación es libre pero el problema en muchas ocasiones son los ojos censores de quienes ven, no de quienes crean.

    Anónimo tiene razón,13 post en 2010 y sólo 7 en 2011 con el pequeño detalle de que llevamos un solo mes de este año...ja, ja.

    ResponderEliminar
  6. soy kate.. ya veo que te siguen dando caña x aquí.. no desistas!! bs!

    ;)

    ResponderEliminar