jueves, 18 de noviembre de 2010

Hoy Soy Antonio Meño (de nuevo)


Soy feliz.
Aunque la expresión de mi cara permanezca inalterable, si eres capaz de escudriñar en mi mirada comprobarás que me siento bien.
Gracias a los que me han ayudado a lograr que el Tribunal Supremo reabra mi caso. Pero, por encima de todo, a mis padres.

1 comentario: