miércoles, 17 de noviembre de 2010

Hoy Soy Alicia Croft


Pim pam pum. Me cargo a un indio, destrozo a un moro, disparo una ráfaga a un peruano. A lomos de la gaviota Pepe no dejo a un inmigrante ilegal vivo, mientras se tiran en paracaídas desde una avioneta tratando de alcanzar tierra firme. Así soy yo, Alicia Croft, una heroína digital y derechona al rescate de la sociedad catalana, enferma por culpa de esta gentuza que ha venido a nuestra tierra a quitarnos el trabajo, a delinquir, a alterar nuestros valores. Amén.
Pim, pam, pum. En el marco de las elecciones catalanas -una quincena de saldo en el que al parecer todo está permitido- El PP ha creado un videojuego (llamado Rescate) para la web y los móviles en el que, como candidata a la presidencia de la Generalitat, me convierto en una burda réplica de Lara Croft, la protagonista de la saga Tomb Raider. Cuantos más sudacas y moros me cargue, lógicamente más puntos obtengo.
Pim, pam, pum. Anoche, sin embargo, retiraron de forma precipitada el videojuego. Dicen los mandamases de mi partido que todo forma parte de una absurda equivocación. Argumentan que jamás quisieron herir la sensibilidad de los inmigrantes y que donde hay ecuatorianos y pakistanies tenía que haber habido mafias rusas y chinas. La verdad, suena a excusa no demasiado creíble...
Pim, pam, pum. En un partido cada vez más escorado a la derecha, cuyo referente europeo sigue siendo un tipo sin escrúpulos como Silvio Berlusconi, hemos convertido al inmigrante en el blanco de todo nuestro ideario político. Le hemos responsabilizado de todos los males que aquejan a nuestra sociedad, convencidos de que su destierro nos volverá a convertir en una tierra próspera.
Pim, pam, pum. ¡Qué equivocados estamos!

1 comentario:

  1. Pues si David, que equivocados estamos.
    pues como dijo un buen, inteligente y aclamado valenciano pim pam pùm toma lacasitos, pues unas doscientas toneladas se las metia yo por el culete a la señora esta de los guevs y a otro que me se yo, el Sr Anglada, o tambien llamado señor MIERDA.

    ResponderEliminar