viernes, 23 de julio de 2010

Hoy Soy Peter Brixtofte


Saben aquel de un alcalde danés y un presidente de la Diputación de Castellón que se encuentran por la calle y el danés le dice al español "Joder tío, me han caído 2 años de cárcel por pagar mis vinos con dinero público". Y el gordito con gafas y cara de facha le contesta, "pues en mi país yo brindo con vino a diario porque amí, con la que he líado no me caen ni dos años de cárcel".
Tras veinte años al frente de la alcaldía de Farum, el municipio más próspero de la boyante Dinamarca, hace un par de años ingresé en prisión por haber financiado con dinero público los numerosos y selectos caldos que bebía de forma reiterada en mis reuniones de trabajo. Un ejemplar castigo a un cargo político impensable en un país como España, más próximo a la peineta y la pandereta que a una nación desarrollada.
De otra forma no se entiende que Carlos Fabra siga al frente de la diputación de Castellón después de tantos años de sangrar con una impunidad alarmante las arcas públicas. Bajo esa apariencia de ministro franquista, el señor Fabra se ha dedicado durante lustros a robar todo lo que se le ponía al alcance bajo la mirada cómplice de su partido. Eso sí, de momento hay que poner delante siempre la palabra presuntamente, a pesar de que el fiscal solicita para este ladrón ( uy, perdón, presunto ladrón) de medio pelo más de quince años de cárcel. Tal ha sido la libertad con la que este tipejo orondo con sonrisa de delincuente (aquí no hace falta poner la palabra presunto porque me refiero a la sonrisa no al personaje) ha actuado durante años que uno se pregunta perplejo hasta qué punto los miembros de su partido, el PP, verdaderamente le temen.
Y mientras yo me enfrento estos días a una nueva y justa condena de dos años por corrupción reiterada, en España una banda de políticos de derechas y de izquierdas se ampara en una legislación demasiado permisiva para llenar sus bolsillos a costa de los ciudadanos. Sin que nadie lo remedie.
A vuestra salud, malditos corruptos

Hoysoymúsica

7 comentarios:

  1. Lo del pecado de omisión sigue vigente. Un chorizo es un chorizo y siempre los habrá. Lo preocupante es que los de su alrededor (y sobre todo los que estan sobre él) miren para otro lado, cuando la cosa por lo visto era bien patente. Y tambien es preocupante que salgamos todos a la calle porque España gana un mundial de FUTBOL y en Castellón no salgan en pública protesta contra este señor, que presuntamente "malutilizó"- por llamarlo de alguna manera - el dinero de todos, bueno especialmente de los castellonenses, no?. Como decía mi abuela, la culpa no es del cerdo sino del que le da de comer (o en este caso, del que mira para otro lado mientras el gorrino se ceba con toda nuestra huerta). Será que toleran la corrupción aquellos que en el fondo, si tuvieran el poder necesario harían lo mismo? Uy, que pena, y lo peor es que otros como él , estoy segura que se presentan a las elecciones y arrasan. Digno para un estudio de la antropóloga (o de un psiquiatra quizá?)

    ResponderEliminar
  2. la antropologa inocente27 de julio de 2010, 21:57

    leido, totalmente de acuerdo con lo dos.

    ResponderEliminar
  3. la antropologa inocente27 de julio de 2010, 22:08

    la antropologa estudia otro tipo de casos...ja,ja,ja,ja, esta doctorandose en mar, playa, buena comida y paraisos varios....deivid sabes que te espero....deja la isla y vente a la punta de España.....

    ResponderEliminar
  4. Si, el mejor doctorado del mundo, si señor.
    No se si la punta de España es la misma, pero hoy con 36º gente en la playa hasta las 9 de la noche... esto si es vida..

    ResponderEliminar
  5. LA ANTROPLOGA INOCENTE2 de agosto de 2010, 20:39

    NO , NO ES ESA PUNTA ES LA OTRA...LA QUE ESTA A 23 GRADOS

    ResponderEliminar
  6. Uy, es que como el mapa esta dado la vuelta este año, en los nortes también hace un calor de alerta naranja... sea como sea con 23 o con 36....que viva el verano y sobre todo las vacaciones..

    ResponderEliminar