martes, 8 de junio de 2010

Hoy Soy Jon Gnarr


Si los políticos no paran ni un segundo de hacer el payaso, es momento de que los payasos hagamos política. Bajo esta sencilla premisa acabo de ganar las elecciones municipales en Reikiavik, al frente del Besti Flokkurinn (algo así como "El Mejor Partido"). Y lo he hecho con un programa electoral tan descabellado como efectivo.
El eslogan que me ha llevado finalmente a la alcaldía de la capital islandesa no puede ser más absurdo: "Podemos prometer más ya que en ningún caso lo cumpliremos". Un divertido discurso que ha calado perfectamente entre miles de ciudadanos descontentos y que ha incluye promesas tan delirantes como éstas: un Parlamento sin drogas para el año 2020, toallas gratis en las piscinas de la ciudad, Fiesta anual de los abuelos, un oso polar para el zoo de Reikiavik, importantes beneficios para los fracasados, construcción de un Disneylandia junto al aeropuerto, introducción de colonias de ranas y puesta en marcha del día de las mujeres, durante el cual los hombres han de permanecer en sus casas.
Mucho sentido del humor. Esta ha sido la única receta que he aplicado para llevarme el gato al agua. Por eso, desde el primer día que decidí subirme a la noria de las elecciones afirmé sin rubor que no cumpliría ninguna de mis promesas electorales. Y aseguré que, a diferencia de los partidos tradicionales, corruptos en secreto, yo sería abiertamente corrupto.
Soy un payaso que ha decidido hacer política para ridiculizar a los políticos. Y mi mensaje, trufado de humor, se ha depositado en el imaginario de una sociedad que está harta de escuchar falsas promesas. De una sociedad que quiere que sus representantes dejen de llenarse los bolsillos con el dinero de los contribuyentes. De una sociedad hastiada de comprobar cómo esos mismos políticos sólo desean perpetuarse en sus cargos.
Ójala cunda el ejemplo. En España, por ejemplo, me vienen a la cabeza media docena de fabulosos cómicos -Buenafuente, Gran Wyoming, Joaquin Reyes entre otros- cuyas propuestas harían sonrojar a más de un diputado o concejal y arrastrarían a miles de seguidores.
Me apunto.

11 comentarios:

  1. suponiendo que los guionistas quisieran trabajar para la causa.... esos tres ...sin papeles delante no son nada...bueno si....payasos,
    salvo de la quema a enjuto mojamuto, el si podria... hacer buenas propuestas, los otros dos lo dudo., lo dudo, lo dudooooooooooooooooo

    Esta noche a las diez y media: house y cuddy, no os lo perdais chicos!! esos si que son payasos.....pero de los buenos, ja,ja,ja,ja

    ResponderEliminar
  2. La palabra payaso es demasiado hermosa para aplicarsela a determiandas personas, como a ese ganso de Islandia por ejemplo, y los otros que citas...tambien les va muy grande

    ResponderEliminar
  3. Hacer humor no es sólo crear el guión. Ellos dan la cara, es cierto. Pero no por ello dejan de ser humoristas. A mí me parecen geniales pero para gustos, colores.

    Respecto a House, comparto contigo la ilusión de estar esta noche frente al televisor. Por cierto, Cuddy, estoy enganchado a una serie que tiene unos pocos años y que no vi en su momento: A dos metros bajo tierra. Sencillamente fascinante.

    ResponderEliminar
  4. Cierto, Elias, la palabra Payaso es hermosa y tan mal utilizada. Creo que a un impresentable, en vez de payaso habría que llamarle político.

    ResponderEliminar
  5. recibió muchos elogios en su momento...pero no se no la vi nunca me dio pereza, demasiado negro todo y claustrofobico no ???

    ResponderEliminar
  6. Este, al menos, reconoce abiertamente que no piensa cumplir lo que promete. Algo es algo.
    En serio... alucino con este tipo! Y se ha convertido en alcalde de Reikjavik? Estos islandeses no están bien!

    Por cierto, adoro a Buenafuente. Es el mejor!

    ResponderEliminar
  7. Dos comentarios y una propuesta:
    * De acuerdo con Deibid en 2 cosas:
    - a mi tambien me parecen muy buenos esos humoristas que nombrásteis
    - la serie de "a dos metros bajo tierra" es muuuy buena. A mi en su momento me enganchó.Y no es que sea demasiado "oscura" tampoco, pero bueno, en el entorno en que se desarrolla... es de esperarse que al menos sea algo "rara". Pero en comparación con el resto de series que hay por ahi, es de bueno para arriba. Al menos los personajes son originales.

    * Y ahora la propuesta...y si en lugar de estos humoristas se presenta un mago .. uy...hasta podría ser Tamariz y entonces tendríamos un mago-humorista. Desde luego me comprometo a votarlo....que uno ya no sabe por donde escapar....Imaginaros que todos los "hartos de todo esto" votamos por él. Arrasaría.... Adiós bipartidismo de las narices....ta ta ta chan...

    ResponderEliminar
  8. Si, Alicia, un mago que pueda sacar de la chistera en un momento dado cualquier solución tan mágica como divertida. Lo voto. Ya somos dos. Basta con empezar a moverlo. Conozco a media docena que se la jugarían......

    ResponderEliminar
  9. Nada negro. Muy lírico. Genial. Disfrutala. Me lo agradecerás, Cuddy. Por cierto, el house de hoy es repeticion. Nos han engañadooooo

    ResponderEliminar
  10. ES CIERTO...NOS HAN ENGAÑADO...BUENO NO PASA NADA, EN REALIDAD TODO ES UN ENGAÑO... HOY ESTOY MUY POCO LÍRICA, Y QUIZÁS ALGO NEGRA, INCLUSO DE MAL HUMOR, UN MAGO ME VENDRIA BIEN..JA,JA,JA

    ResponderEliminar
  11. Hola a todos,

    Me ha gustado la entrada y te he enlazado en mi blog.

    Tiene muy buena pinta lo que haces. Me iré pasando...

    Gracias!

    ResponderEliminar