miércoles, 24 de marzo de 2010

Hoy Soy Joan Vendrell


Esta victoria es por ti, David. Y por todos aquellos que luchan a diario para que las personas como tú, hijo, puedan moverse en una sociedad con menos barreras.
Esta es una pequeña historia de lucha. Una historia anónima con final feliz. Una historia modélica. Un historia ciudadana. Esta es la historia de un técnico jubilado de un pequeño ayuntamiento catalán que desde hace tres años lleva peleando en silencio para que se modifique una ley. Esta es mi historia y la de mi hijo David, de 32 años, que sufre autismo. Es también la historia de todas aquellas personas que, gracias a mi iniciativa, podrán beneficiarse de una norma mucho más justa con las personas dependientes.
Todo comenzó en 2007 cuando inicié los tramites para incapacitar a mi hijo. Solicité a la jueza que acudiera a mi domicilio alegando que desplazar a David al juzgado podría provocarle un indeseado brote psicótico. Pero, lamentablemente, la titular del juzgado se opuso frontalmente a mi petición, alegando que la ley la amparaba. Fue entonces cuando supe que había que cambiar algo. Y me puse manos a la obra. Esta semana, por fin, el Congreso de los Diputados ha aprobado de forma unánime la modificación del artículo 759 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. A partir de ahora, el juez deberá desplazarse al lugar donde se halle el incapacitado, siempre que un informe médico lo aconseje.
Jamás antes en nuestro país un ciudadano como yo había logrado modificar una ley estatal. Mi orgullo personal no es tanto haber derribado un muro, sino saber que otros muchos davides tendrán, por fin, un proceso de incapacitación menos traumático.

8 comentarios:

  1. Estos artículos me parecen maravillosos, porque son reales, son noticias esperanzadoras, estan llenOs de VIDA ,son un estímulo para mucha gente, y además me gusta que la historia de este David, nos la cuente ese otro David que gracias a Dios, no es autista y nos obsequia cada dia con sus pensamientos. UN beso para joan vendrell , y otro para ti ( en coreano;ja,ja,ja)
    (el amor a un hijo es el mas grande posible)

    ResponderEliminar
  2. que hermosa historia!!! el amor a un hijo mueve montañas, mares ,cielos!!!

    ResponderEliminar
  3. como me gustan estos post! y si el prota se llama David, mucho mas!!

    ResponderEliminar
  4. ENtre la reforma sanitaria de Obama y esto voy a encarar la recta final de esta semana pensando que un mundo mejor es posible, merci deibid.

    ResponderEliminar
  5. SI hubiera mas lucha ciudadana conjunta, y no solo para celebrar Eurocopas...... quizás nos iria de otra manera

    ResponderEliminar
  6. HAY tantos jueces autistas....

    ResponderEliminar
  7. Sí, marc, Obama y Joan Vendrell son ejemplos de que "Yes, we can!!!". Podemos llegar lejos y podemos mejorar el mundo si nos lo proponemos. Todo es empezar.

    ResponderEliminar