jueves, 25 de febrero de 2010

Hoy Soy Ignacio Uriarte


Jopetas, ¿es que uno no se puede tomar un par de Dry Martini con un amigo? Vale, quien dice dos dice cinco. Vale, que empotré mi Audi ( poco importa si era un SEAT, nosotros llamamos Audi a cualquier automóvil) contra un coche a las 7 de la mañana. Vale, que en el momento del accidente era miembro de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso. ¿Pero, jolines, es todo eso tan importante?
Los miembros del PP, que nadie se engañe, no hacemos botellón porque está mal visto, pero nos gusta darle al trago tanto como a ese atajo de rojos que ocupan la calle. Jo, es que un cubata te hace tilín y te pones tan contentín... Recuerdo que papuchi siempre me decía que beber DyC es de pobres pero un copazo de Cardhu nunca puede sentar mal. En las Nuevas Generaciones que presido, sentimos desde hace años adoración por todo lo que dice Aznar, nuestro Mesías. Aquel inolvidable discurso pronunciado en 2007, tan mamado que le costaba vocalizar, sigue siendo la luz que ilumina nuestro camino: "¿Quién te ha dicho que yo quiero que conduzcas por mí? (...) Las copas de vino que tengo o no tengo que beber déjame que las beba tranquilamente". A rajatabla.
La sociedad española es demasiado ajena a conductas como las que acabo de protagonizar. Lo que en otros países de nuestro entorno supondría el fin de una carrera política, aquí se convierte en un pequeño tropezón (es cierto que he dimitido como miembro de la comisión de seguridad vial) frente al cual, los miembros del partido suelen hacer piña. "A cualquiera le puede pasar", "No es para tanto", "¿Quién no se ha tomado alguna vez una copita de más" son esa retahíla de argumentos vacíos de contenido con los que arropar a un compañero de partido. Sea cual sea su ideología.
Calan más los discursos mediáticos, las palabras huecas pronunciadas en los mítines repletos de abuelos con bocadillos de saldo, los guiños medidos que nuestras actitudes cotidianas.
Sigo siendo, de hecho, vocal de la Comisión de Igualdad del Área dedicada al estudio de las drogas. Dicho lo cual que no se extrañe nadie si un día me detienen colocao de farlopa hasta las trancas.

18 comentarios:

  1. vaya!!! que raro creí que hoy serias el cura-gigolo-..., como la política te aburre......,tanto.
    Deberias saber que el gilipollas éste en el que te has convertido hoy, dimitió como voval de la comision de seguridad vial y prevención de accidentes de tráfico del congreso ´, lamentable , es realmente lamentable...pero mira tu por donde ha sido hoy titular en los periódicos, y tu le has dedicado unos minutos de su tiempo, lamentable también.

    ResponderEliminar
  2. la inteligencia y el silencio.

    ResponderEliminar
  3. "clase política"

    ResponderEliminar
  4. Este tio no me" pone "nada, ja,ja,ja, me has hundido la mañana.

    ResponderEliminar
  5. Ves, Marc, nunca llueve a gusto de todos. July está hasta el cogote de tanto texto con felaciones y tú echas de menos a las siliconadas. Ja, ja,ja. Pues mañana, dos de sopa. Adelanto: el hoysoytu de mañana recupera un lenguaje del s.XV. Ya lo estoy cociendo...

    ResponderEliminar
  6. guapo!!!( escribiendo de felaciones y demás también eres talentoso)pero se agradece un cambio de tercio.

    ResponderEliminar
  7. July, en el texto antiguo puede que haya algún rabo ( y no es de toro). Confía....

    ResponderEliminar
  8. Es muy dificil currarse todos los dias algo, yo te felicito por el de hoy, está estupendo deibid.

    ResponderEliminar
  9. No es verdad angel de amor que en esta apartada orilla...más pura la luna brilla...y se respira mejor.....

    No es verdad autor del blog que en este rincón del ciber espacio lo que mola es el debate
    y se piensa mejor??????

    ResponderEliminar
  10. Te voy a" matar", dime que es el rabo del caballo blanco en el que la princesa escapa con él, ja,ja,ja,ja

    ResponderEliminar
  11. Cuddy, me encanta el debate y la crítica. De hecho, lo necesito. Gracias

    ResponderEliminar
  12. ¿Escapa con el rabo o con el caballo? No queda, claro...ja. No, no hay equinos ni princesas en esta relectura de un clásico, adaptado a un personaje que está en boca de todos. Hasta aquí puedo leer...

    ResponderEliminar
  13. Yo también esperaba un Hoy soy el cura-gigoló... Jejeje... pero está bien ese cambio de tercio; ha sido todo un golpe de efecto. Este tío es lo peor. Menudo niñato! Siempre me ha dado mucha grima. Aunque, al menos, ha tenido algo de vergüenza torera y ha dimitido. Por cierto, el dialecto pijo-pepero, lo clavas, jajajaja. (Genial el Hoy soy Ricardo Costa). Y sigo esperando ese Hoy soy Francisco Camps. Un clásico.

    ResponderEliminar
  14. Deibid, en la página 7 del suplemento ciberpais, de "El país", recomiendan HOY tu blog, !enhorabuena!

    ResponderEliminar
  15. July, María o ambas: Todo un detallazo. Thanks again.

    ResponderEliminar
  16. Lo siento amigo. Tras enterarme de que tu blog lo recomiendan en el País he vuelto a catalogarlo de progre en el enlace del mío.

    ResponderEliminar