miércoles, 7 de octubre de 2009

Hoy Soy Ricardo Costa


Jope, chema, creo que la estoy liando parda. Hace casi un año -en febrero, para ser exactos- me compré un Infiniti de 70.000 euros. Un Infiniti, para aquellos paletillos que no lo sepan, es un cochazo al alcance sólo de unos pijos como yo. Fardón, deportivo, tres puertas y con capota para que no se me vaya la gomina. Puesto que soy político y mi sueldo no da para estos caprichos solicité a papuchi un préstamo de 30.000 euritos. Que sí, que papuchi es la bomba, jope. Y me los dejó. Luego rompí mi Snoopy-hucha y saqué un dinerito que fui ahorrando durante años. Jolines, el Infiniti merecía este esfuerzo.
Cuatro meses más tarde me di un ostiazo -uy, perdón, que estas palabrotas no se dicen- y dejé el Infiniti infinitamente destrozado. Recuerdo mis palabras a los medios de comunicación, que se preocuparon un montonazo por mi salud: "El Infiniti me ha salvado la vida". Y luego, con mi sentido del humor super guay añadí: "Si volviera a encontrarme en la misma situación lo único que pediría es llevar el mismo coche porque con ése he pasado la prueba del algodón". joé, es que reviso mis declaraciones y me troncho de risa. Soy la super pera de gracioso.
Ahora resulta que el Infiniti me lo podría haber regalado el Bigotes, implicado en la trama Gürtel. Jopetas, no lo entiendo. Yo estaba convencido de que fue papuchi el que me dejó los 30.000 euros. Todo esto de jugar con la pasta del pueblo llano es infinitamente super divertido. Perdón, os tengo que dejar porque he quedado a almorzar con el dueño de un concesionario Bugati. Para la ocasión me he puesto mi polo favorito: un La-Costa. Y voy a prometerle que no lo destrozaré hasta dentro de seis meses. Ja, ja, ja, si es que soy un cachondo.

2 comentarios:

  1. espero sinceramente que le peten su culito infinito en la carcel.

    muy bueno

    ResponderEliminar
  2. luego le preguntan un color y no sabe.....y contesta que lo quiere con ventilador en las llantas...desgrasiau, allí se pudra cagandotubos!!!

    ResponderEliminar